Trabajando LOS 10 CUERPOS SUTILES (KUNDALINI YOGA)

Según la filosofía yóguica, los seres humanos somos más que un cuerpo físico, estando constituidos, en nuestra anatomía sutil, por 10 cuerpos energéticos: uno físico, tres mentales y 6 sutiles. Cada cuerpo tiene talentos específicos que se manifiestan cuando están fuertes y en equilibrio. La raíz de toda enfermedad existe, primero, en estos cuerpos, antes de manifestarse exteriormente. Fortalecer y equilibrar los diez cuerpos nos dará una salud fuerte.

1.  ALMA
2.  MENTE NEGATIVA
3.  MENTE POSITIVA
4.  MENTE NEUTRAL
5.  CUERPO FISICO
6.  ARCO DE LUZ
7.  AURA
8.  CUERPO PRANICO
9.  CUERPO SUTIL
10. CUERPO RADIANTE

Cada semana, iremos trabajando correlativamente cada uno de los diez cuerpos, a través de kriyas específicas de Kundalini Yoga. Los lunes y los miércoles de cada semana, se practicará una serie para el cuerpo sutil que toque trabajar esa semana.

El cuerpo del Alma.

”El corazón por encima de la cabeza”. Humildad y creatividad. Cuando tu alma está fuerte, vives desde el corazón en lugar de desde la cabeza. Si está débilactuas desde tu cabeza puede que te sientas atorado incapaz de acceder a tu propósito y flujo creativo de vida.

Tras el primer cuerpo sutil (el cuerpo del Alma), nos adentramos ahora en las tres mentes: Negativa, Positiva y Neutral. El equilibrio entre las tres Mentes nos permite tomar decisiones calmadas y claras.

2º La Mente Negativa.

“La añoranza de pertenecer”. Expresa la añoranza del alma individual para unirse al alma universal. Cuando el verdadero “yo” empieza a develarse, comienza a percibir que hay algo más allá de él mismo, iniciando una apetura hacia el sentimiento y la necesidad de conectar con la propia alma.
Su función es de vital importancia para el ser humano, ya que es el mecanismo de supervivencia y de protección. Nos otorga la capacidad de prever y prevenir posibles consecuencias negativas o perjudiciales. Es la mente que nos dice: “Cuidado, no vayas por ese camino, podría ser peligroso”..”No hagas esto, o aquello…”.
Una mente negativa en desequilibrio, llena a una persona de miedos, de hipocondrías. Todo resulta peligroso, complicado. El individuo es incapaz de estar solo, ya que su añoranza de pertenecer a un grupo, pareja o familia se vuelve desmedido y crea dependencia total.
Aprenderemos a trabajar la mente negativa con coherencia, abriéndonos a escucharla de forma equilibrada y protectora.

La Mente Positiva.

Es aquella que ve la esencia de todas las situaciones y seres.
Es expansiva, permitiendo que entren todos los recursos posibles. Da fuerza de voluntad y permite que utilices tus recursos fácil y humildemente. La mente positiva da alegría y optimismo natural; la comunicación es fuerte y directa.
Si esta mente está en desequilibrio, la persona mostrará enfado e intolerancia. Estará llena de dudas acerca de sus propios recursos y de su propio poder o potencial.
La clave para equilibrar esta mente, es fortalecer el punto del ombligo, aumentar la autoestima y utilizar afirmaciones positivas.

4º La Mente Neutral.

Es la mente intuitiva, la mente sabia y equilibrada, la que no se involucra, la observadora. Es el testigo que observa con imparcialidad.
Ninguna secuencia de pensamiento tendrá éxito hasta que se logre este estado neutral equilibrado. Esta mente representa también el servicio, la humildad y la compasión.
Si esta mente está en desequilibrio, la persona estará en continua duda acerca de todo, y le será muy difícil tomar decisiones. Si consigue tomarlas, serán poco exitosas, y discordes con aquello que realmente siente.

El Cuerpo Físico. 

Simboliza al MAESTRO y al propio desarrollo como tal, la energía de enseñar. Un “maestro” no hace referencia necesariamente a una persona dedicada a la enseñanza docente, sino a la necesidad de abrirse a los demás, de compartir el propio conocimiento, de poder orientar, guiar y enseñar todo aquello que pueda enriquecer el camino de otra persona. Es el cuerpo y el número de la existencia, ya que para vivir precisamos del cuerpo físico, y requiere de un respeto, ya que es el vehículo que nos permite relacionarnos con los demás y transmitir nuestra maestría. Se dice del Número 5 que es “Medio divino y Medio humano”, ya que necesita el cuerpo físico para expresar la infinidad del ser humano.

El Arco de Luz.  

Se extiende desde el lóbulo una oreja hasta el lóbulo de la otra, por encima de la cabeza, lo habréis visto representado en cuadros, en la cabeza de los apóstoles.
Según esta filosofía, es el núcleo de nuestra Aura, la protección de nuestra psique, nuestra protección y resplandor. Nos otorga la capacidad de enfocarnos en aquello que queremos en la vida, la capacidad para estar concentrados, para meditar, para realizar los procesos mentales…
Está relacionada con la glándula pituitaria , el sistema nervioso y el sistema glandular.
Nos ayuda a manifestar aquello que deseamos en la vida.
Si está en desequilibrio, la persona será deshonesta, juzgará facilmente, tendrá ideales equívocos que no le facilitarán el camino a la felicidad. .
Equilibra tu Arco de luz, con kundalini yoga.

7º CUERPO: EL AURA.

Está  relacionada con la vibración de nuestro pensamiento. Si nuestro estado mental no es bueno, tampoco lo será el estado de nuestra aura. La frase que lo define es:  “Plataforma de elevación”. Se asocia con la COMPASIÓN.  Un aura bien determinada se traduce en sabiduría y, compasivamente, pone esa sabiduría al servicio de quien la pueda necesitar.

Es el “camaleón” en la numerología, pudiéndose adaptar a todas las situaciones sin perder su personalidad. Un 7º cuerpo sutil bien equilibrado convierte al individuo en alguien feliz, sabio, filosófico, analítico y con un toque perfeccionista. Su voz es magnética. Le interesa averiguar el porqué de las cosas y goza de una buena relación con la naturaleza.

Cuando está desequilibrado, el individuo se vuelve frío, distante, infeliz. Se recluye del mundo y desconfía de todos. No tiene claros los límites y no sabe decir que no cuando la situación lo requiere.

 

8º CUERPO: EL CUERPO PRÁNICO.

Viene definido por la frase:  “Finito VS infinito”.  Es lo que siempre se vuelve a repetir, el eterno retorno. La palabra que lo caracteriza es la PUREZA. Para estar equilibrado, tiene que vibrar en ambos mundos, material y espiritual, logrando el equilibrio entre ambos. Si únicamente predomina en uno de estos dos planos, esto le acarreará sufrimiento.

Para lograr este equilibrio, debe usar el prana como fuente de energía vital, a través de la respiración, la comida, el tacto…

Cuando se halla en armonía, el individuo es emprendedor, progresista, vanguardista, lleno de energía, capaz de mover a las masas.

Si está desequilibrado, el individuo es aburrido, carente de inspiración, mandón, avasallador. Le caracteriza un miedo irracional, acompañado de una mala salud, toma de decisiones inadecuadas.

 

 

9º CUERPO: EL CUERPO SUTIL.

Lo define la frase:  “Misterio VS Maestría”.

Se relaciona con la palabra SERENIDAD.

Es el número femenino por excelencia, muy sensible y con gran capacidad de percepción.

Representa el final o la consecución de algo.

Se relaciona con las sutilezas y los aspectos más suaves de la vida.

Al hallarse equilibrado, el individuo aprende con rapidez, es autodisciplinado, refinado, astuto, despierto. Dispone de gran capacidad para sugerir a los demás y ser escuchado.

Si está en desequilibrio, se convierte en un elefante dentro de una tienda de porcelana, nada sutil y carente de serenidad.  Entonces lo caracteriza la torpeza, la desubicación, la vulgaridad, el miedo a lo desconocido. Es despiadado y dictador, sin llegar a importarle los demás.

 

10º CUERPO: EL CUERPO RADIANTE.

Frase que lo define:  “Todo o nada”.

Está relacionado con el CORAJE.

Da siempre el máximo de sí mismo, el 100%. Tiene integrada toda la sabiduría de los anteriores cuerpos sutiles y su intención es ponerla al servicio de los demás.

Es el mandatario humilde que sabe guiar y cuidar a su pueblo, y se convierte en una poderoso imán que atrae hacia sí todo lo que necesita.

En equilibrio, se convierte en un líder natural, inspiador, magnético.

Cuando no se halla bien equilibrado, el individuo es incapaz de asumir el liderazgo. Se torna nervioso, alterado, miedoso, carente de voluntad.

 

11º CUERPO: LA INFINIDAD, EL GURÚ.

Su frase es:  “ Excelencia espiritual”.

Se relaciona con las palabras INFINITO y SABIDURÍA ETERNA.

Representa la máxima expresión de la luz pura.

Encuentra la verdad para todos sin importar las diferencias entre los individuos.

Simboliza el SER, el gurú, sin juicios ni límites.

Para este cuerpo sutil, es imprescindible dejar un legado en la vida.

Bien equilibrado otorga integridad, inspiración divina.

Lleva luz a todas partes, acepta su propio propósito y descubre la verdad para todos.

Al estar desequilibrado se vuelve conflictivo, mártir, fanático, incapaz de comprometerse.